Llevarle por norma la contraria.

 

Darle a todo el mundo la razón, menos a él o a ella por sistema.

 

Discutir en vez de hablar.

 

Hacer las peleas interminables.

 

Jugar con otros y fingir que uno no se da cuenta.

 

Hablar a sus espaldas (Qué los amigos sepan todo menos el protagonista).

 

Dejarle mal delante de la gente.

 

Sacarle más defectos que virtudes.

 

Dejar de tenerle confianza.

 

No apoyarle.

 

No estar cuando se te necesita.

 

Esperar los favores que uno no hace.

 

Acosarle siempre con las mismas cuestiones.

 

Castigarle con la falta de sexo.

 

Solo ver las necesidades de uno y no las del otro.

 

Intentar que rompa sus relaciones con amigos, amigas o familiares.

 

 

Si fuese un Test de inteligencia, vivir un día más así, seria de ser estúpido. Compárteselo a tu amiga o amigo, sino sabes como decírselo 😉 O sigue tocando la flauta del amor, pero no pares…

corazon

Anuncios